jueves, 3 de enero de 2008

Feliz año 2008

¡Felices fiestas!,espero de todo corazón que hayan disfrutado al máximo de estos días decembrinos, yo me lo pasé de lo más genial, viajé, comí, estuve con Criss, con amigos, con familiares, la verdad no me puedo quejar, cerré el año de forma espectacular y ahora espero echarle todos los kilos (para que se me salgan de una vez) a lo que se me atraviese en el 2008.

Nos fuimos al puerto de Tampico a pasar la noche buena con mi familia política, si, yo no festejo esas fiestas pero mi pareja si y respeto sus creencias. De ahí pasamos por Ebano, Ver.,Cd. Valles, S.L.P. hasta llegar a Tamasopo, un lugar hermoso donde pudimos acampar y olvidarnos un rato de la tecnología y del quehacer de casa. Comimos salchichas, bombones asados, gelatinas, refrescos y papitas.


¿Les conté que siempre quise meterme en una casa de campaña? bueno, pues no se me hizo, ya que mis cuñadas son un poco delicadas y antes de que estuvieran vociferando algo, yo misma decidí irme a la camioneta. Con el problema de Criss, de su espalda, no pudo acompañarme pero bueno, para mí mejor ya que las noches son muy heladas en esos lugares y dormí sola pero calientita. Al día siguiente despertamos tempranísimo y seguimos desayunando exactamente lo mismo que el día anterior, pero no nos importo porque el lugar valía la pena. Pero antes por la noche, estuvimos todos en medio de una fogata, mis cuñadas no les gusta cantar o estaban de malas con sus parejas así que, tuve que amenizar la noche. Canté unas rolas y me puse a contarles historias.

Por la mañana todos ya querían huir de ahí, por el frío, a nadie se le ocurrió meterse ni tantito al agua. Yo veía desde lejos el lago, tenia unas inmensas ganas de un rico chapuzón pero vi que nadie decía nada al respecto. Les dije que me iba al baño y estando arriba, en lo más alto de las rocas, que me lanzo. El agua parecía hielo pero ya dentro, se te olvida. Mi suegro feliz de verme, me aventó una llanta que llevábamos para descansar y así estuve, flotando en ella por un ratote. Ya luego nadé muchísimo. Traté de lanzarme de una liana pero Cris y mi cuñado Miguel se burlaban de mi y jamás pude hacerlo.
¿Cómo me iba a ir del lugar sin meterme? ¡ésa no soy yo!

Mis cuñadas como que se medio molestaron porque no andaban mucho de humor y se querían ir, pero yo, feliz de la vida.

Sigo fascinada y espero pronto volver a tener la fortuna de visitar otro de los maravillosos lugares que tenemos en nuestro México lindo querido.




Aquí ya listos en la camioneta en camino hacia Tamasopo, mi concuña Nora, Criss y yo.



El paisaje tan hermoso



Descansando en la llanta gigante, después de haberme lanzado.

Miguel y Cris tratando de poner la casa de campaña donde durmieron.
Una foto que trató de tomarme Criss cuando me aventé de las rocas.


Aquí el último día de mis vacaciones, preparando mi maleta, un poco desesperada.

Y ya lista en mi trabajo, con mucho frío pero al pie del cañón. Quiero desear a todos lo mejor para el 2008, que cumplan todas su metas y realicen sus sueños. Un abrazo a todos mis amigos ya que los extrañé muchísimo durante mis vacaciones.

2 comentarios:

glass dijo...

Heeyyy qué bien se ve que la pasaron!! Qué buenas vacaciones!!! Qué envidia!!! jajaja el paisaje se ve precioso... Cerraron super chido el año... ;o) FELICIDADES!! Y ahora a empezar con el pie derecho el 2 0 0 8!!! Yuppiiee!!!

Alvaro Avila Cruz dijo...

Maravillosa fotos, lo que nos habla de la grandeza de nuestro México.Saludos!!