miércoles, 6 de febrero de 2008

Estoy ausente, pero aquí estoy

Cuando mi padre murió no había palabras que me hicieran sentir bien en ese momento, y aunque agradecí a cada una de las personas que estuvieron conmigo, todas las frases sonaban vacías, de hecho no podría recordar exactamente lo que se nos dijo a mis hermanos y a mi, y peor aún, estaba completamente sola, no tenía novio con quien compartir y hacer menos triste la situación.

Aunque en ese momento sentimos que todo se torna gris, hoy me doy cuenta que no hay nada mejor que el tiempo. Obviamente nunca se olvida a la persona, pero al menos se le puede recordar con alegría, escuchar su música, ver sus fotos sin soltar el llanto.

Lo único que me atrevo a decirte en este momento tan difícil es una de las frases de una canción de José Cruz, "estoy ausente, pero aquí estoy". No es necesario que me veas, simplemente extiende tu mano y todo mi ser estará listo para apoyarte.

1 comentario:

glass dijo...

=o) Qué bueno es saber que tenemos frente a nosotros a una mujer fuerte, que ha pasado por tantas circunstancias, y que la misma vida la ha hecho madurar y tener esa fortaleza brillante… Y de igual manera la persona a la que amas, debe ser muy afortunado… =o)
¡¡Hacia adelante los dos!! Los quiero mucho y desde aquí los apoyo con todo el corazón…