lunes, 8 de febrero de 2010

Cambios drásticos

1.-A finales de enero empecé a correr...pero al baño. Vomito todo lo que cae en mi estómago.

2.-No puedo chutarme una película de terror porque me pongo a llorar en las escenas sangrientas.

3.-Odio el olor de una taza de café y el sabor de la rica, deliciosa y espuma coca cola :(

4.-Los calditos de verdura que tanto me gustan me producen sueño.

5.-Ya no disfruto tanto estar sola

6.-Adoro los olores de las flores (guac)

7.-Ya no puedo dormir boca abajo y eso ocasiona que solamente pueda dormir unas 4 horas por las noches.

8 comentarios:

NTQVCA dijo...

Pero a cambio de que mi Kosmic girl?
Lo que tiene a cambio vale y eso y más!

Kózmica dijo...

Gracias por tus palabras!.Aunque no lo creas aveces olvido que esto sólo durará 9 meses. Siento como si estos síntomas se me quedarán toda la vida o que estos meses serán los más largos de mi vida. Mi mamá me da mis coscorrones cuando empiezo a quejarme.

Un abrazo!

PHERRO dijo...

¡Cómo la envidio! De verdad, a pesar de la madriza que es llevar ese milagro en su interior ya verá cuando lo tenga en sus brazos.
A mi se me hizó pedacitos el alma cuando vi a mi renacuajo en la incubadora. Pero sólo ustedes pueden saber.

Kózmica dijo...

Pherro

Pues sí, en realidad ya cuando pase todo esto pensaré que valió la pena. Pero ayer una prima que ya tiene una hija me dice: oye y no te asusta el parto?? es horrible eh! esto de los mareos y ascos no es nada para lo que te espera ¬¬ vaya ánimos!

Saludos

la MaLquEridA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
la MaLquEridA dijo...

Son síntomas normales del embarazo, así que no te preocupes todo va bien.

Ahora si que tienes que aguantar porque bien vale la pena el bebé, ¿o no?.



Saludos.

Kózmica dijo...

Malque

Pues sí, aveces le digo a mi mamá que quisiera poder quitarme la panza para dormir agusto, o que fuéramos como las gallinas que nada más ponen un huevo y ya. En serio olvido el embarazo hasta que dormida doy una vuelta rápido y siento el estómago duro duro.

Y sí, vale la pena, pero qué lento se me pasan los días.

Saludos!

David Lepe dijo...

Mirá que si un hombre resultara embarazado, seguro se suicida al tercer dìa de sentir todo lo que tú describes.
Saludos, que todo vaya bonito.