martes, 9 de marzo de 2010

Payasito de mi tele

Cuando llegamos a vivir a la ciudad de Chihuahua mis papás no tenían lana y compraron sólo lo indispensable para pasarla mientras venían tiempos mejores. No nos podíamos dar el lujo de tener sala o comedor mucho menos una tele. Dice mi mamá que teníamos unas sillas que nos prestaron, una mesita, su cama y un colchón de espuma que metían en el ropero vacío que hacía de mi cuarto.

Tenía unos cuatro o cinco años cuando nos cambiamos a una casa en la calle 31. Era una vecindad muy bonita, ahí solamente vivían 3 familias. Había un pasillo que se me hacía enorme para llegar a mi casa. Tenía que pasar por las casas de los vecinos para llegar hasta ahí.

La primer noche mi papá nos llevó a la tienda a comprar mortadela, pan fránces y leche. Eran las 8 de la noche y una vecinita que nos vio pasar me dijo que si no quería ver al chavo. Ni recuerdo si mi papá me dio permiso para ir. Ahí supe que se llamaba Alejandrina, pero le decían Jani. Fue mi primer amiguita, ya he platicado de ella aquí.

Pasaron los días y siempre me pedía que fuera a su casa, pero mi papá y mi mamá no me dejaban que porque podía caer gorda de andar ahí todo el día. Pero un domingo muy temprano que salimos a comprar algo para el desayuno nos abordó una señora, Rosa, la mamá de jani y le dijo a mi mamá que me permitiera ver un ratito la tele, que ya sabían que no teníamos una y que su hija se la pasaba siempre solita. Terminando el desayuno fui.

Vi a Chabelo y se me hizo muy divertido, pero en el intermedio salió un payasito, cepillín. Me fascinó todo él y cuando regresé a casa le pedí a mi papá que comprara una tele. No sé en realidad si la compró o se la prestaron, pero en la semana ahí teníamos una tele pequeñita a blanco y negro.

Todas las tardes que regresaba del kinder veía a cepillín. Con él me enseñé a pintar, a dibujar y hasta hacer firmas, ya que él pedía que le enviaran como querían que quedará su firma para cuando diera autógrafos y yo hice muchas, pero nunca las envié.

Mi amor por cepillín no era cualquier tipo de amor. Yo sentía que era amor verdadero. Lo veía y me parecía guapísimo y decidí casarme con él. Cuando se lo platiqué a mi mamá me dijo que cepillín no era realmente así, que él se pintaba para hacer reír a los niños pero que luego se quitaba la pintura y era realmente horrible. Pero a mi no se me fue la idea de la cabeza. No me perdí sus programas ni en los que salía como invitado. Y mucho menos dejé de verlo cuando lo vi cantando "en el bosque de la china". Siempre desde niña me han dicho que soy hija de chinos (como burla) y sentía que me dedicaba esa canción.

Mi mamá viajó varias veces a México para ver si podían operar a mi hermano del oído. Me dejaban siempre con amigos o con vecinos. Yo le pedía que si veía a cepillín le dijera de mi propuesta y que por favor me mandara una foto de él con y sin pintura. Nunca me la envió, pero mi mamá siempre llegaba con monitos de papel o de plástico duro con la figura de cepillín. Yo me volvía loca de gusto. Pensaba realmente que él me los enviaba.

Cuando salió el circo de cepillín se volvió una obsesión para mí ir a verlo. Pero jamás tuve la oportunidad, al menos de niña no. Cuando me tocó vivir con mi abuela, ya tenía yo 12 años, mi hermano Daniel me contó que lo llevaron al circo y cepillín se sentó en sus piernas, no le creí. Mi mamá me lo confirmó. La neta me dio mucho coraje con ellos pero ahora me dice mi mamá que sentían que si me llevaban se me iba a acabar la ilusión porque cepillín está horrible.

Pasaron muchos años y dejé de verlo en pantalla, pero siempre pensaba en él, buscaba fotos por internet para imprimirlas y ponerlas en un álbum que tengo con recortes de él. Aquí en Matamoros vive la suegra de él y tuve la oportunidad de ir a la casa. Ahí había fotos de él el día de su boda, sin pintura. Se me hizo hermoso y mi amor por él no cambió.

En el 2005 vino a Matamoros el circo de cepillín. Yo no podía creerlo, pensaba que tal vez era un imitador. Me cercioré que fuera él y compré 3 boletos, para mi hermana, mi sobrina y obvio para mi. Llegamos al circo 1 hora antes. No había nadie, yo pensé que por ser cepillín estaría hasta el chongo de gente, pero no.

Por dentro era un circo muy rústico, las gradas se veían más viejas que nada y los payasos, magos, malabaristas y vendedores de palomitas, eran las mismas personas. Mi hermana y mi sobrina estaban aburridísimas...pero apareció cepillín.

Al verlo me puse a llorar, se me salieron las lágrimas y mi hermana nomás me calmaba. Me daba coraje que por lo mismo de mi llanto no podía verlo bien. Me sabía todas las canciones, pero no nada más yo, todas las mamás ahí presentes con sus hijos las coreaban también. Luego cepillín pidió que llevaran a los niños a sentarse ahí cerca de él para un juego. Mi hermana se levantó y llevó a la niña. Ahí la dejo y luego me dijo que fuera yo por ella cuando terminara el juego. Pero me valió y me fui antes. Me puse tan nerviosa que nomás tomé a la niña de la mano y me la llevé a nuestro lugar.

No podía dejar de verlo, ni comí palomitas ni semillitas ni nada. El espectáculo terminó muy rápido. Él se veía igualito que antes, tan guapo y tan flaco. Al terminar dijo que si deseábamos una foto podíamos pasar a la parte de atrás del circo, ahí estarían él y su hijo. La fila tampoco era mucha y en un dos por tres ya estábamos ahí con él. Me quedé muda, no dije nada. Mi hermana cuenta que no hacía más que verlo y aunque cepillín preguntaba cosas no atiné a contestar nada coherente. Él tomó a mi sobrina pero mi hermana alcanzó a decirle:

"Cepillín, mi hija no es la que quiere la foto, más bien es mi hermana que desde los 5 años está profundamente enamorada de ti, al grado de querer casarse contigo. No hace más que hablar de ti siempre y buscar tus videos porque le encantas y la verdad ya nos tiene fastidiados con tanta obsesión". Cepillín solamente sonrió y dijo que yo era una muchacha tan bonita que no podía fijarse en alguien tan feo como él. Dice mi hermana que Cepi, el hijo de él estaba en la carcajada y le preguntaba si yo estaba enferma o si tenía retraso. Pero no crean que me fui sin decirle nada, no, lo único que alcancé a preguntarle fue: ¿puedo tocarte el cabello? Se quitó la gorra y me dio permiso. Aunque ya no tiene mucho el poco que le queda es delgadito y sedoso.

Cuando nos despedimos me dio un beso que abarco la mitad de mi boca y mi mejilla. Me pintó con su maquillaje y así me fui a cenar y luego a casa de mi mamá. Ya cuando pude hablar normal me di cuenta que me quería casar con él, que no lo quería dejar ir de Matamoros, pero pues ya no podía ponerme a decir esas cosas porque ahora sí se burlarían grueso en mi casa.

En la foto salgo abrazando a cepillín y viéndolo, igualito así como Diego mi sobrino veía a Karen. Pero yo sí me veo como una estúpida por que hasta la boca tengo abierta. Esa foto se perdió misteriosamente cuando la mamá de mi ex vivió con nosotros. No sé si la rompió o la tiro pero el recuerdo lo tengo tan clarito que no me importa lo que haya hecho con ella.

Hace 2 semanas en cable pusieron el canal "clásico tv" y los viernes sale ese programa que yo veía. Justo a las 6 así que saliendo de la chamba no hago otra cosa más que correr a mi casa y verlo. Borrado a intentado llevarme a cenar para que no lo vea, pero al final cede y aunque no lo ve conmigo, me acompaña hasta que se acabe el programa. Y se los confieso, aún tengo la esperanza de que se divorcie, venga a Matamoros a dar otra función y ahora sí, haciendo a un lado mi emoción, declararle mi amor.

7 comentarios:

Kanuto dijo...

Orale, hubiera sido genial que tuvieras la foto y ponerla aquí, pero como dices lo importante es que tienes muy claro el recuerdo.

p.s. ya empezaron las pataditas?

Kózmica dijo...

Kanuto.

Bueno al principio si me dolió mucho darme cuenta que la foto me la hicieron perdediza, pero luego pensé que nadie me puede quitar lo que sentí ese día. Pero te juro que aunque estuviera la foto sana y salva no la hubiera colgado, salí fatal, en verdad parezco una chava enferma o que se le cae la baba viendo al cepillín. Mi hermana y mi sobrina que se colaron en la foto salieron geniales.

Ya empezaron los movimientos, aún no patea, bueno no siento las patadas pero ya siento ligeramente como se mueve. Gracias por preguntar.

Saludos!

NTQVCA dijo...

Ay Kosmic, ahora si me hiciste reir, pero te diré que mo hermano también estaba transtornado por él, cuando tenía 4 años y le preguntaban como se llamaba él contestaba: "Soy Cepillín".
Del resto del enamoramiento estas bromeando verdad?

la MaLquEridA dijo...

Si que estás verdaderamente enamorada de Cepillín pero creo que nunca se va a divorciar.


Eres muy tierna contando tu cepillinaventura.


Saludos.

PHERRO dijo...

Bueno pues con todo respeto, este post me dió mucha risa y como no, si es acerca de un payaso; no era de mis favoritos cuando chamaco, pero la neta Cepillín es 100% CHINGÓN.
Yo quisiera que Marylin Monroe revivierá, hablará español, viniera a México y me pidierá matrimonio, ¡chale, eso sí que da risa!
Cuídate.

Kózmica dijo...

NTQVCA:

Creo que todos los que vivimos esa época, la mayoría, lo admiramos muchísimo por las horas que nos entretenía. Además era un payaso genial.

Y déjame decirte que sí siento esto por él aún, mi amor por el no es broma, en mi casa dicen que es idolatría por lo feliz que fui de niña al verlo, pero lo que siento cuando sale en tele o cuando lo vi en persona es como cuando te gusta un chavo en la primaria y lo ves años después igualito... tu gusto no cambia. Yo sí me casaría con él, ahorita mismo nomás que me diga donde firmo.

Y muchos amigos míos ya lo saben pero obvio siempre se burla, pero ahora sí me atreví a confesarlo en el blog porque vi su programa y la neta me sigue pareciendo hermoso.

Malque:

Pues tengo la ilusión, pero no le deseo mal. De hecho sé que es muy feliz con su esposa, pero bueno, es un sueño guajiro y aquí lo espero por si pasa.

Pherro:

Estoy de acuerdo contigo, aunque si debo reconocer que cambió mucho. En su último programa ya no es tan sencillito y pone a sus hijos demasiado en cámara, imagino para que tomen su lugar, pero nadie podrá igualarlo.

Saludos!

Bruja Bonita* dijo...

Estuvo de risa, como dice alguien que conozco: LA NETA, me gustaba como cantaba las mañanitas, y por cierto, tengo un compañerito de trabajo que es identico, hasta le decimos Cepillin, ja, ja, ja, saludos Juan Antonio.
Besos de la Bruja Bonita*