martes, 22 de enero de 2008

En brazos de morfeo



Disfruto mucho la hora de dormir, ya lo veo como un ritual eso de meterme en mi pijama, mis pantunflas, cenarme un cereal e irme a la camita. Y aunque pareciera que ahí termina el trabajo del día me he dado cuenta que aprendo muchísimo mientras sueño, incluso hasta he descubierto cosas en mi que despierta no las capto.

Hace días soñé que me peleaba con una mujer, no recuerdo quien era, pero se burlaba mucho de todo lo que estaba pasando a mi alrededor, se reía de una forma que me trastornaba en ese momento, les decía a otras personas que mi vida amorosa era un desastre, en ese momento la paré en seco y le di una cátedra de lo que para mi era el amor y la constante búsqueda del hombre perfecto.
Entonces todo lo que empezaba a decirle a la tipa resultó justo lo que yo pensaba pero no me había dado cuenta.

Otro día también en un sueño encontré el motivo por el cual andaba deprimida esos días, me sentía mal e incómoda y alguien apareció de la nada y me dio la solución. Por lo regular Cris dice que veo algo en la tele, me sugestiono y de ahí surgen mis sueños, puede que si, pero otras tantas hasta he encontrado cosas que guardé y no tenía idea donde las había dejado. De hecho casi siempre me sueño en escuelas de todo tipo, siempre como alumna.

Sugestión o no, el chiste es que siempre le encuentro solución a muchos de mis problemas, en ellos le digo a mis hermanos o amigos lo que en verdad pienso y me molesta de ellos, y a la mañana siguiente me siento tranquila de resolverlo.

Por eso a veces ni me preocupo, cuando no entiendo algunas cosas o no encuentro la manera de decirlas, me espero a que llegue la noche, me relajo y dejo que todo fluya en mi mente mientras yo duermo plácidamente.

1 comentario:

glass dijo...

Los sueños son increíblemente fascinantes... Yo también sueño a menudo... Recuerdo algunos sueños que me has platicado y que juntas tratábamos de descubrir el significado... Yo creo mucho en los sueños y en lo que quieren decirnos...