martes, 27 de enero de 2009

Érase una vez en Guanajuato...

El día de hoy mi hermano Arturo me pasó la foto que he puesto en mi blog, ya ni me acordaba de ella, es más, pensé que ya no existía , y no es que tenga los siglos, solo que como han pasado muchas cosas en nuestras vidas pensé se había perdido o que se la habían robado porque salimos muy guapetones :P

Esa foto es de finales de octubre del 2001, nos lanzamos a Guanajuato mi hermano, su novia, mi exnovio, un chico con el que yo salía y yo. Parece extraño, pero sí, mi exnovio iba acompañándonos en el viaje, me acuerdo que mi pareja me había invitado solamente a mi, pero como yo no podía vivir sin mi ex, le pedí que lo invitara y así fue como luego se nos unió mi hermano y su novia, todo porque mi ex y su novia son hermanos...qué bonita familia!

Fue un viaje padrísimo, estaba el cervantino a todo su apogeo, lleno de música, de espectáculos, de tianquis hippies, de hecho, ahí se puede ver en la foto que mi hermano y yo andábamos en esa onda, bueno y además con unos kilitos de menos :P. Antes de llegar al mero Guanajuato nos detuvimos en Dolores Hidalgo y pasamos por el museo de José Alfredo Jiménez. Esa ciudad se me hizo bien tranquila, bonita y limpia.

Cuando llegamos a nuestro destino final nos hospedamos en una posada bien "chirris", pero pues como nada más íbamos a dormir, no nos importaba tanto. Caminamos bastante, recorrimos muchos lugares, fuimos a la casa de Diego Rivera, bajamos a las minas, fuimos a la casa del pintor Chávez Morado, lugar donde nos tomaron la foto. Estuvimos 2 días nada más ahí, luego nos fuimos para San Miguel de Allende, un lugar carísimo y lleno de más turistas que nada, como que se piensa que todos los que vamos a visitar ese lugar venimos de otro país porque nos querían "chamaquear" hasta con los precios de los hot dogs.

Nos habíamos puesto de acuerdo para el año siguiente regresar juntos, pero como siempre, la vida da muchas vueltas, mi exnovio y la ahora exnovia de mi hermano 3 años después desaparecieron de nuestras vida y la relación con el chico que nos invitó no funcionó y ahora nada más es un buen amigo.

Pero bueno, el recuerdo nadie nos lo quita, se que ellos como yo cada que vean esas fotos se acordarán de lo bien que la pasamos, de la divertida que nos dimos y del gasto tan grande que hicimos, ya que como no era planeado, terminamos comiendo lonches de aguacate y queso en el coche.

Espero más adelante regresar al cervantino, es un lugar muy lindo y del que no te cansas de visitar.

Gracias a mi hermano por la foto y espero que me pase más para colgarlas :)


3 comentarios:

Anónimo dijo...

No manches En el 2001 y en el Cervantino????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

jajaja bueno bueno, te explico... Yo estuve ahí!!!! Fui también al cervantino en ese año!!! No manches!! Qué chido!!

Yo fui con una compañera de la universidad y sus hermanos... Wwwoooaaaww qué chida coincidencia, seguramente nos topamos jajaja... bueno pa' saber, eso era todo un caos y un mundo de gente... =/

Saluditos!!!

glass

Kózmica dijo...

:O...no manches!!! qué chido!! anduvimos muy cerca de conocernos hace unos cuántos añitos... y sí, había un mundo de gente, bien padre, nosotros por lo regular nos levantábamos a las 7 de la mañana y a caminar.. y llegábamos al hotel a eso de las 10 a dormir... :)

Mr. Ñets dijo...

Me dio mucha risa eso de 'que bonita familia'.

Yo tambien tuve un viaje al Cervantino, pero en el 92!!! Epocas de estudiante, de bajo presupuesto pero como esponja para absorver todo lo que vivias.

Curiosamente alli, en ese Cervantino de 1992, conoci de vista a la que despues fue mi novia por cuatro anios.

Saludos!