lunes, 30 de marzo de 2009

Sección: Películas


No recuerdo la primera vez que fui al cine, ni recuerdo cual fue la primer película que ví, pero lo que si jamás olvido son todos los domingos que mis papás nos llevaban al cine a ver la matinné. Nos levantábamos súper mega temprano, mi mamá para economizar nos hacía bolsas enormes de palomitas, hot dogs los cuales metía en una bolsa gigante que usaba solo para eso. Me da pena reconocer, pero hasta los refrescos con embases de vidrio llevaba la señora con tal de no gastar más de la cuenta.

Mi papá a veces no podía ir porque tenía que estudiar para sus exámenes o por alguna cruda "moral" que se le atravesaba. Pero ahí estábamos el Daniel y yo haciendo fila en el cine "variedades" para ver la nueva película de disney.

Ví todas las que salían, desde ahí me hice fanática del cine. Ya cuando entramos a la adolescencia dejé de ir, fue una etapa rara de mi vida, la última película que ví fue "la laguna azul", se me hizo que era para adultos, me ponía toda roja al ver las escenas, ese día fui con mi hermano, su novia, Licha y un amiguito llamado Roberto que le decíamos Tilo, creo que nos gustábamos. El impactó que causó todo el entorno a la película fue muy grande. Todas las parejitas de los alrededores estaban besándose, me daba mucha pena. Era obvio que ya no era una niña, pero aún así era como que medio "inocentonta"

Pasaron como 5 años para que volviera a pisar un cine, me daba un terror, sentía que era un lugar prohibio, es algo muy tonto ahora que lo pienso, pero en ese momento nada ni nadie me hacía entrar a un lugar así, mis papás seguían llevando a mis hermanas más pequeñas, pero yo seguía con mis locuras.
Ya cuando me puse a ver lo ridícula que era pensar esas cosas volví al ataque, nadie me podía parar, iba todos los fines de semana, no había película nueva que no pasara por mis ojos antes que cualquier cosa, fui a estrenos, hasta que mejor opté por ir a los 3 días de salir la película para estar más tranqui en la sala, gastaba parte de mi sueldo en eso, desde que lo cobraba ya lo tenía destinado para mis escapadas.

Tuve un novio que era igual de fanático de las películas, vimos muchísimas, creo que la primera que vimos juntos fue la de "12 monos", todavía no me gustaba mucho Brad Pitt ni su actuación ni su físico. Este chavo se la pasaba en mi casa, vivíamos todos juntos, su hermana, mis hermanos, a veces hasta sus papás y yo. Los viernes que no podíamos ir al cine nos íbamos a rentar películas, unas 5 para todo el fin, veíamos de todo, arte, acción, extranjeras, de ahí nació mi gusto por las películas francesas, españolas e inglesas.

Le encontré el gusto a las películas de Woody Allen, que al principio no entendía nada, pero bueno, podría escribir 10 hojas y no terminaría de contar todas las películas que me han gustado desde siempre.

Desde que estoy con el Criss dejé de ir al cine como antes, de rentar películas, creo que a él no le gusta mucho esa onda, siempre que vamos porque tengo ganas de ver alguna en especial me cuenta el tiempo desde que entro a Blockbuster hasta que salgo, siempre salimos de pleito por esa tontería. Pero ahora que tengo 3 meses de no verlo, debido a su rehabilitación, volví a mi vicio, y ya que pasará otros tantos meses más por el D.F. creo que me dedicaré a ver todas las películas que por lo regular no pasan por tele.

Y empecé este fin, desde el miércoles pasado renté "the fight Club", el club de la pelea, pero no fue hasta el sábado que pude verla. Esta película la ví en el 99, fui con mi hermano Daniel y a partir de ahí me hice aficionada a las películas de Brad Pitt. Cuando me insistió en que lo llevará a verla al cine no me convenció mucho la idea, pensé que era otra película de golpes y chicos guapos, tal solo de ver el título me parecía una película boba. Pero nada que ver, me convenció con su actuación, la dupla que hizo con Edward Norton fue fantástica, además de la trama es padrísima y me dejó con ganas de verla varias veces para captar bien todos los detalles que al final te sacan de onda.

El sábado pasado me la renté, y parecía que la había visto por primera vez, creo que la he visto pocas veces, sería la 3ra vez que la veo, y ya tenía un buen de no rentarla, así que es válido que esté emocionada de ver los musculos de Brad y la inocencia de Norton. Aunque, independientemente de eso, es una película bien hecha, de principio a fin, no le veo huecos, no cansa y se pasa de volada.

Es genial, no puedo creer que haya personas que no la hayan visto, creo que hasta aquellas personas que nos les guste la sangre (como a mí) les va a gustar como se maneja en la historia.

Deja muchas cosas buenas, te cae el veinte que no todo en la vida es lo material y que uno debería de hacer siempre todo lo que nos gusta porque la vida se acaba en un abrir y cerrar de ojos.

Es una de las películas que hoy recomiendo, ya platicaré más adelante de alguna otra de las que tanto me gustan.
Bonito inicio de semana ;)

2 comentarios:

PARA TODO HAY FORMAS dijo...

Obvio.. the Fight Club, el soundtrack tambien esta genial, generalmente el tipo de pelikulas de skizofrenicos de mitad siniestra, cosa tipo Jenkil y Hyde, no me convencen pero en este caso debo reconocerlo, esta muy bien cuidada una tremenda movie, de hecho la compre en DVD un excelente boxset debo decir!

glass dijo...

Claro, no hay cosa más deliciosa que estar en el sofá viendo películas con unas ricas palomitas y una cobijita jajaja, bueno a mi me da frío y se disfruta más...

El club de la pelea es una buenísima película, yo la vi en la universidad y es básico tenerla en casa.

Saludos!!