miércoles, 19 de octubre de 2011

Invisible

Ya he contado aquí de algunas amigas mías que fueron, intencionalmente, desapareciendo en el camino, sobre todo unas, a las que mi hermano les decía "las mutantes", por feas.

El 25 de septiembre, borrado, nos llevó a una fiesta que organizó su empresa por ser el día de la familia. Cada año hacen ese festejo como una manera de agradecerles por su trabajo. La hacen en una "quinta" para que se lleven a la familia y que no quede en una simple borrachera. La verdad estuvo buenísima, nos dieron hamburguesas, hotdogs, refrescos, sabalitos, papitas y pudimos meternos a la alberca todo el tiempo que estuvimos ahí.

Y pues resulta que una de esas amigas mutantes trabaja en la misma empresa que borrado y justo ahí, me la encontré. Pero no estaba sola, iba con su otra hermana, así que ahí estaban las condenadas.

Durante los 2 años que estudiamos juntas las llevé a su casa al salir de la prepa, veía películas con ellas, salíamos a brownsville, a la isla del padre, todos los viernes nos íbamos a bailar y a cenar tacos. Jamás pero jamás les pedi un quinto para la gasolina.

Pero me vieron y fui invisible para ellas.

Tontamente pensé que el enojo de hace muchísimos años (cuando se molestaron porque besé a un profesor en plena clase, que era mi novio pero no sabía nadie) se les había pasado, pero no. Casi casi me pasan por encima y ni así me volteaban a ver.

En una escapada sola, sin la niña, me fui al baño y cuando salió la chava que estaba en uno de los cuartitos me di cuenta que era una de ellas, Zandra. Nos vimos frente a frente y ni así me sonrió. Creo que el coraje que les dio por lo que hice, fue tan grandre que no me han podido perdonar. Hasta me parece que al verme hizo una mueca como de: "te reconozco pero ni muerta te hablo"

Sentí bien raro, la neta que muy en el fondo si sentí feo porque aunque parezca tonto, después de tanto tiempo, me dio gusto verlas.

En fin, ni se me quitó el hambre ni dejé de sonreír, lo único es que si estoy super sacada de onda porque me di cuenta que yo olvido las cosas malas muy pronto y en cambio a ellas se les puede ver , todavía, el odio en sus ojos.

Sinceramente creo que esos rencores deberían quedar en el pasado y más cuando no les afectó directamente..., en serio que qué chafas, ni aguantan nada.

5 comentarios:

Kanuto dijo...

Pues a mi me ha pasado igual con varios amigos... aunque yo no bese a nadie ni nada por el estilo, asi que no se porque no saludan, pero bueno no se va a acabar el mundo si no lo hacen...

Saludos!!!

NaTali dijo...

Esas personas no valen la pena, me ha pasado pero mas con los amigos de mi ex, que me ven y no me quieren hablar... uta y para mis pulgas que me pongo roja y de todos los colores, si me da corajito.

Ya se te pasara

Besos

Pherro dijo...

¡Utsss Carnalita, ni merecían un post!
Pero son cosas que pasan y eso es lo bueno, que ya pasaron.
Cuídate, que estén muy bien Tú y Kozmikid, les mando un abrazo.

Pherro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nena dijo...

Hola, Kózmica. Así es esto. Las amistades son... "rotativas".
Son pocas las que pertenecen y menos aún las que están a nuestro lado sin conveniencia de por medio.
Ya verás que conforme crezca tu hija te harás de nuevas amistades (mamás de la escuela) y así será el cuento de nunca acabar. Seguramente tienes más de una buena amiga por ahí.
Abrazos,
Ele y Juan Pa
http://sailing-nena.blogspot.com/