lunes, 31 de octubre de 2011

Mis 2 días sin chamba y otros incidentes más.

1.-Resulta que el martes de la semana pasada, antes de llegar a mi chamba, ya me esperaba un compañero para hablar conmigo. Lo primero que pensé fue que quería reclamarme algo o tirarme el can, pero no. Resulta que justo frente a nuestras oficinas, muy bien estacionada, estaba una camioneta del año con vidrios balaceados y dentro, una fuerte cantidad de armas, de esas que salen en la tele cuando atrapan a un narco.

Mi jefe le pidió a mi compañero que nos avisara que no nos acercáramos porque podía haber una bomba o quizás hasta nos podían culpar de ser dueños de tal cosa. 1 hora se nos fue en decidir que se hacía por mientras.

Al final nos fuimos todos a casa y mi jefe nos hablaría hasta que alguien fuera por el vehículo. Pasaron 2 días, 2 días en que me la pasé rascándome la panza, jugando con mi niña y también arreglando unos papeles en el dichoso seguro social.

Apenas el viernes me presenté a chambear y según, la camioneta desapareció así como llegó. La verdad nos da un poquito de miedo pero, pues que le hace uno, ni modo que no nos presentemos a trabajar.

2.-Hace unas semanas llevé mi camioneta a un taller para que le hicieran el cambio de aceite. Durante ese lapso sucedieron unas balaceras entre narcos y más narcos. Entre el pleito muchos dejan sus vehículos tirados y se suben al que les da la gana para huir. Pues sin darle muchas vueltas llegaron hasta el taller y pidieron las llaves de mi camionetita para irse, pero el mecánico les dijo que no servía la transmisión y optaron por llevarse otro coche. Mi camioneta no es la gran cosa, al contrario, es de medio uso pero jamás me ha fallado, lo único es que como es cherokee, esas las usan para andar en cualquier terreno y se les hizo fácil. De la que se salvó gracias a la pronta acción del mecánico, que es amigo de borrado.

3.-El sábado me quisieron robar mi camioneta. La culpa fue mía porque la dejé sin querer queriendo abierta, la cosa es que estaba abierta en el terreno de nuestra casa y eran las 2 de la tarde. Me di cuenta hasta el siguiente día y eso porque me dejaron unas "loncheras" y el encendido todo volteado, como que quisieron meter algún alambre pero no les funcionó.

Apenas ahorita me enteré que robaron un "cyber" que está al ladito de mi casa, de seguro iban por eso y como no tenían en que escapar, se les ocurrió llevarse mi camioneta porque estaba abierta, pero pues no se les hizo. Prometo solemnemente no volver a dejarla abierta ni de día, ni de noche.

Después de estos acontecimientos, seré más precavida.

3 comentarios:

Nena dijo...

Chales Kózmica...

Siento informarte ya pasaste a ser parte de las estadísticas de ver este tipo de cosas "de cerquita".

A cuidarse mucho!

Ele y Juan Pa
http://sailing-nena.blogspot.com/

Pherro dijo...

Me da gusto saber que a pesar de todos los indeseables contratiempos, estás bien Carnalita.
Exactamente como dices, hay que ser más precavidos, la seguridad empieza por uno mismo.
Un abrazo para Ti y besito a Kozmikid.

la MaLquEridA dijo...

No puedo decir más que te cuides, no hay de otra, está muy peligroso por todos lados, ten cuidado por favor.


Besos a las dos.