viernes, 26 de agosto de 2011

Primer aniversario.




Hace unos años mi vida era perfecta. Todo mi sueldo directito a mi bolsillo. Si quería me salía de viaje de fin de semana o me iba de vacaciones a donde fuera. Me gustaba mucho ser así, libre y no tener responsabilidades. Hoy que he pasado un año acompañada de mi hija me doy cuenta que a pesar de disfrutar mucho mi libertad, me la pasaba en depresiones. Siempre sentía que algo faltaba en mi vida y, aunque todo mundo decía que me faltaba dios, yo estaba segura que no, que la cosa iba por otro lado, pero no sabía cual.

(No quiero decir con esto que mi insinto maternal me llamaba y me pedía a gritos que me embarazara. Hablo más bien de esos temas que siempre escuché sobre que llega un momento que deseas tener hijos para compartir con ellos tu vida, temas a los cuales yo les sacaba la vuelta porque pensé que era algo que no te podía dar más que problemas y truncaba tus sueños)

Quizás las broncas con mis parejas de ese momento me hacían ponerme triste y me bajoneaba gacho. Por cualquier bronquita con ellos estaba ya tirada chillando. Instalada en el drama no había otro tema más que ¿por qué fregados me va tan mal en el amor? En resumidas cuentas: mi vida siempre fue una típica película de Woody Allen


Ahora que tengo a mi hija, cualquier bronca por más dura que sea, la tengo que dejar a un lado. No es que ya no tenga broncas o sean menos duras, es que cuando aparece la sonrisa de mi nena o escucho su vocecita, todo desaparece y me remonta a su mundo, un mundo perfecto.

Y tengo un año sin migrañas, sin depresiones. Tengo un año sin saber lo que es estar aburrida. Un año que no quiero correr a los centros comerciales a comprarme ropa o estar pensando en que gastar mi dinero los sábado por la tarde.

Tengo un año que me dio estabilidad emocional, felicidad y mucho que hacer.

Los días tal vez siempre sean iguales, las mismas rutinas, estar encerradas en casa saliendo del trabajo, sin nada nuevo en mí más que las broncas normales de la oficina, pero los cambios diarios de mi hija se convierten en los míos y siento que soy yo la que acaba de nacer.

Para todos los padres tal vez sea un tema trillado y estarán pensando que así es al principio, pero bueno, yo lo estoy disfrutando ahora mismo, así que les pido entiendan mi emoción.

Todos me dicen que hubiera sido mejor haberla tenido a los 30 pero no me parece. Creo que a esa edad yo me sentía de 18 y no estaba lista para algo así. Es un compromiso muy grande, que te marca para toda la vida, pero para bien. Hoy me siento muy segura de los pasos que doy, por fin tengo metas que quiero compartir con ella. Sueño ya con nuestra casa donde ella tenga su propia recámara y estar solitas viendo películas o armando un rompecabezas.


Mi niña no me cambio mi mundo, me lo vino a llenar de colores más vivos.

Felicidades a Sadie, por todos sus logros este año, por todas las palabras que ha aprendido, por cada pasito, por cada caída, por levantarse y seguir. Pero sobre todo gracias por esa sonrisa que me regala cuando me ve llegar a casa.

Y espero con todo el corazón, tenerla a mi lado muchos años más.


(En medio de esta alegría que siento y que no puedo ocultar, quiero mandar un abrazo a todos mis amigos y conocidos de Monterrey por lo ocurrido ayer. Esperemos que acabe pronto esto para que nuestros hijos puedan disfrutar de nuestro México como nos tocó a nosotros)

6 comentarios:

Kanuto dijo...

Ya un año, pues felicidades a las dos :D

Mi beba acaba de cumplir 6 meses :D y como dices vino a llenar de colores y alegrías nuestro mundo.

Saludos...

Kózmica dijo...

Kanuto:
Muchas gracias! sí ya un año, hermosísimo.

Felicidades a tu beba por los 6 meses. Siento que se me pasó muy rápido, extraño a la bebita que cargaba en mis brazos, ahora anda de vaga caminando por toda la casa.

Saludos!

Pherro dijo...

Felicidades a las dos Kozmic Girls, un abrazo fuerte y con mucho afecto rucanrulero.

Si todavía te queda un poco de dinero y sigues sin saber en que gastarlo, te paso mi número de cuenta q°o´p

Nena dijo...

Felicidades a ambas.

Ser mamá es la neta, del planeta.

¿Pa cuándo el segundo?

Ele y Juan Pa
http://sailing-nena.blogspot.com/

Ñets dijo...

Muchas felicidades por este año, y muchas, muchas gracias por el abrazo de solidaridad.

Ñ

Kózmica dijo...

Carnalito: jaja mira qué abusado me saliste :P
Gracias por las felicitaciones :)

Nena:
Muchas gracias y sí, es la neta. Es una decisión de la cual jamás me arrepentiré.
¿el segundo? no, ya no. Se cerró la fábrica por la acumulación de años, antes dí que tuve a ésta jaja. Saludos!

Ñets

Gracias por la felicitación y por todo lo que me has enseñado en tu blog. Como ya lo he dicho, fuiste un gran consejero para dar este gran paso, y sin darte cuenta.

Cuídense mucho.

Un abrazo a Mateo :)

Saludos!