jueves, 23 de octubre de 2008

Feliz Día del Pitufo.


Cuando tenía 9 años más o menos, no me perdía para nada el programa de los pitufos, donde quiera que estuviera corría hasta la casa para verlos, no recuerdo la hora en que los pasaban, pero era clásico que mi mamá nos preparara un arroz con leche para ver a nuestras anchas a estos enanitos azules.

También en esa misma época se corrío el rumor que los Pitufos eran "malditos", que tuvieran cuidado de tener en casa alguno de ellos porque en las noches cobraban vida e incluso hubo algunos que aseguraron ver como morían varios niños en manos de ellos.

Mis primas tenían unos pitufos gigantes y mi abuelita como si creía esas cosas siempre los escondía tras un tocador, no nos dejaba ni verlos, y como las cosas no iban muy bien económicamente los quemaron para borrar toda maldad que, según ella, se estaba apoderando de la casa. Obvio los pobres monos ni culpa tenían, era la crisis que siempre ha reinado en este país.

Hoy los recuerdo porque cumplen 50 años, ya medio siglo, y aunque ya no los he visto por la tele estoy segura que muchos de nosotros no los hemos olvidado , y incluso algunos hasta hicimos lo imposible por salvaguardar a uno de estos muñequitos de las llamas de la hoguera.

Feliz cumpleaños, les deseo larga vida y, espero de todo corazón que su fiesta no se vea opacada por la visita de Gargamel.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

HHeeyyyy hoy puedo ver tu blooooggggggggggg... yyeeeeeeaaaaaahhhhhh... ;o)

Claro, cómo no recordar a los pitufos!!! =D La pitufina jajaja... claro. Pero sabes qué? Por suepuesto que estaban a todo lo que daban lso rumores de "Los pitufos asesinos" Yo iba en la primaria, en 2o. creo o sea tenía 7 u 8 años jiji... y Recuerdo que atrás de la escuela, por los campos de fut se veían casas y se dio la noticia que en una de esas casas un pitufo de peluche grande que tenía un niño, el pitufo lo mató con un cuchillo!! Nnnooo bueno, era la noticia para temblar. Y cuando llegué a casa, lo primero que hice fue subir a mi recámara a buscar un pitufo de plástico que tenía, que le apretabas y chillaba, y lo saqué de mi cuarto y lo puse afuera, en la marquesina del patio de atrás jajajaja... Y no te creas lo veía con miedo... jajaja...

Bueno.... qué cosas... Y cómo son las cosas, mi hermano era super fan de ellos, sólo decirte que la canción "Padre Abraham" lo hacía llorrar terriblemente... =D sensible mi hermanito... =D

Saludos kozmica... un gustazo ver tu blog el día de hoy!!! ;o)

Glass

Verónica dijo...

Glassss.... mi única lectora volvió jajajaja...gracias por leerme ;)

Sí, que terror se difundió sobre estos pobres monitos, a mi me gustaban mucho pero jamás tuve uno... el que más me gustaba era papá pitufo, no se porque jajaja... un abrazo para ti enorme.. que bueno que te das tus vueltas al blog :)