martes, 18 de mayo de 2010

Como si fuera ayer

Todos los días salgo de la casa de mi mamá rumbo a mi chamba. Me estoy quedando con ella por cualquier cosa suceda con mi embarazo y también para ser consentida.

Todos los días salgo casi corriendo (el casi es porque de plano la pancita no me deja) ya que me levanto con el tiempo justo para llegar al trabajo.

Nunca volteo a casa, solamente me dedico a limpiar los vidrios de mi camioneta y a "calentarla" para emprender el vuelo. Me doy un vistazo en el espejo retrovisor para ver si no se me olvido pintar mis ojos de negro o por si tengo alguna mancha de pasta de dientes cerca de mi boca.


Hoy salí más tarde que nunca y el tráfico estaba horrible. Se veía a lo lejos unas nubes negras que amenazaron con descargar un fuerte chaparrón. Estuve casi 5 minutos esperando a que los coches me permitieran pasar. Un tipo casi me choca por andar de bobo. Frené a tiempo. En ese momento no sé que me hizo voltear a la casa de mi mamá y pude verla por la ventana. Tenía abierta la cortina y me dijo adiós. Yo le contesté de igual manera y me fui.

Tuve la sensación de estar en el pasado, en mi niñez, cuando todas las tardes que iba a la escuela me veía por la ventana hasta que me perdiera de vista. Esta vez fue diferente. Me sentí acompañada, protegida y hasta me dieron ganas de regresar para agradecerle que aún a mis 38 años y con un chilpayate a cuestas me siga viendo como a la niña aquella que cuidaba mientras se alejaba de casa.

Nunca me había percatado de eso y creo que esos pequeños detalles son los que te hacen pasar el día con una sonrisa.

9 comentarios:

Venus dijo...

Kózmi,

Esa sensación es de las que deseo perduren en tu memoria siempre...

Cuando eres madre, no importa la edad que tengan tus hijos... siempre te asomaras a la ventana, la puerta para verlos alejarse en el camino de la vida...


Un beso para ti y una sobadita al bebé.


Ten lido día!!!!

Bruja Bonita* dijo...

Querida Koz:

Lo sabras pronto, hablo de que las mamas siempre veremos a nuestros hijos como niños.

Besos de la Bruja Bonita*

NTQVCA dijo...

Uy, eso me recordó cuando me enojaba con mi mamá y me acompañaba a la puerta para darme un beso y pedrime que no me fuera enojada.
Que bueno que tienes quien te consienta.

la MaLquEridA dijo...

Las mamás siempre están hasta cuando no nos damos cuenta, ellas están ahí, lo verás cuando tu seas madre y hagas lo mismo por tu pequeño.


Un abrazo.

eltauromquico dijo...

Una madre siempre ve a una hija (por mas que sea vejancona)como a una niña a la cual cuidar.

Karlyle dijo...

Me has hecho pensar en mi madre... es que suelo ver su interés como intromisión, y no es así necesariamente... mmm

Debo pensarlo seriamente...

Saludos!!

Kózmica dijo...

Venus:
Me doy cuenta de ello y esa imagen de mi mamá tras la ventana no la podré olvidar. Siempre recuerdo cuando de niña me despedía pero ahora fue tan lindo, tan diferente. Me siento tan bien.

Bruja bonita:
Sí, según yo dejaré a mi frijolina en la guardería a los 40 días, espero no quedarme pegada en la puerta para ver si llora o no llora.

NTQVCA:
Hace mucho que no me enojo con mi mamá pero cuando pasó sentía bien feo no hablarle, pero pues los méndigos rencores...la última vez que nos enojamos fue en el 2005 y ella fue la que me buscó y pidió perdón :(

Malque:
Será el instinto maternal que aún no siento y tengo temor a no sentirlo?? espero que me llegue cuando nazca porque no puede ser que aun sintiendo todo dentro no me cabe en la cabeza que es una personita, sigo pensando que estoy gorda por comer.

eltauro:
Ya me di cuenta de ello

Karlyle:
Uff, últimamente lo había pensado ya que no me deja regresar a mi depa. Pero recuerdo que cuando murió mi papá dijo que jamás cocinaría ( y no lo hacía) que solamente se haría ensaladitas o sandwiches porque quedó harta de la cocina y ahora que estoy con ella se levanta temprano y me hace la comida para que la lleve a mi chamba y me prepara el desayuno :(
Nos cuidan tanto.

Saludos!

PHERRO dijo...

Saludos Carnalita.
Llegué muy tarde al post, ya dijeron todo, pero en esa cadena ya estas, en algunos años harás lo mismo con la pequeña que va a nacer. Amor, pequeños y grandes sacrificios.
Cuídate mucho, luego nos leemos.

Kózmica dijo...

Pherro:
Nunca es tarde o más vale tarde que nunca? bueno, la idea es esa.
No me puedo visualizar como mamá, no puedo imaginar si seré sobreprotectora o haré lo mismo que mis papás de jóvenes hicieron conmigo... pero ya contaré las historias de la mamá cósmica.
Saludos carnalito...cuídate