jueves, 6 de mayo de 2010

Cosas sin importancia

...que me hacen sentir culpable cada vez que pienso en ellas.

-Una vez mi mamá me dijo que corriera a la tienda a comprarle una coca. Tenía en la mesa lista su sandwich riquísimo para comer antes de irnos al cine. Corrí como gacela y al salir de la tienda se me cayó el refresco. Obvio de vidrio, y se hizo pedacitos. Llegué y al abrir la puerta mi mamá toda enchilada por unos curtidos picantes que se había comido me grita: apúrale que ya no aguanto. Le platiqué entre lágrimas todo el show, me regañó y así nos fuimos al cine. Creo que lloré más por pena que por el bendito regaño.

-Siempre que me iba a la escuela mi mamá me daba un peso para gastar. Compraba cacahuates japoneses y una coquita chavalita. Pero antes de salir de la casa le preguntaba si quería algo de la cooperativa para cuando llegara y nunca me pedía nada. Un día cuando había bajado los escalones del edificio me dijo que le trajera un chicle de 4 pastillitas. Me sentí muy contenta porque por fin me había encargado algo. Compré todo lo acostumbrado y al final sólo complete para un chicle totito. Después de entrar del recreo se me antojó tanto ese chicle que le di una mordidita. Pero luego otra y otra y otra. Al final envolví todo el chicle masticado en el papelito pensando que a mi mamá no le importaría, total, soy su hija y los ascos no entran entre nosotras. Llegué a mi casa y le di el chicle. Primero me dijo que no quería totito porque no les dura el sabor, luego que masticado menos lo iba a querer y que porfavor no le volviera a decir que le llevaría algo de la escuela.

-Aveces mi papá me daba dinero para ir a la tienda para comprar dulces y papitas para mi hermano Daniel y para mí. Delante de Dany me decía que mitad y mitad. Como mi hermano es sordo hubo muchas veces que compré más para mí y le decía que mi papá había dicho que era porque yo era más grande y mi hermano jamás le reprochó nada.

-Mi mamá siempre me hizo mis vestidos y mochilas cosidos a mano, desde que estaba en el kinder. Eran bolsos muy lindos que me colgaba tipo morral. Me mandaba siempre con frutas para que no comiera tanta chuchería. Muchas veces aplasté adrede los plátanos para poder comprar "mamuts" y le decía que los niños de la escuela me hacían esas maldades. Le daba flojera limpiar la tela y me hacía uno nuevo.

-En la prepa de Nayarit iba muy mal en matemáticas. Me hacía pinta todos los días a la misma hora. Me subía al techo a jugar fut o a platicar con mis amigas. Una vez fue mi papá por nosotros en vez del chofer. Yo lo vi cuando estaba afuera del salón. Ví que se asomó y me imaginé que se había dado cuenta que yo no estaba, pero lo ví alejarse un poquito y voltear hacia un salón que estaba enfrente como si nada. Cuando sonó el timbre me aventé del techo, caí justo en la entrada. Mi papá volteó y corrió a ayudarme. Pensó que por querer ser la primera en salir me había tropezado. Mi hermano salió después y muy bajito me dijo que le había hecho una seña a mi papá de que yo estaba en la otra esquina del salón y por eso no me podía ver. Esa noche mi papá nos llevó a cenar como premio por todo el esfuerzo que hacíamos en la prepa.

-A los 22 años ví mi primer película porno. La renté con varias amigas después de pasar un fin de semana en la isla del padre sin permiso de mis papás. Me tenían prohibido manejar lejos de Mata y la isla está a unas pocas horas. La película se nos trabó y mis papás llegarían ese domingo de Tampico. Cuando llegaron y mi papá abrió la videocassetera regañó a mi hermano Daniel ya que mis hermanitas estaban pequeñas y podían haberla visto por error. Nunca le dije que había sido yo. Daniel imaginó que era mía y se quedó callado.

9 comentarios:

Venus dijo...

Querida Kózmica,


Mis ojos se encuentran inundados...

En la vida y sin pensarlo actuamos de tal o cual forma pensando que no es nada grave... sin embargo al pasar de los años, decubrimos que 'esas' cosas sin importancia nos hacen daño al pensar en ellas (culpa).

Expresarlas -aquí- diría mi psicologa son muestra de la liberación interna de 'esa niña' que hoy día aún se siente culpable...

Recibe un beso y un abrazo... de esos que dan las hermanas cuando pensamos... y pensamos...

Cuídate!!!

PHERRO dijo...

¡Uts, Carnalita, se bastante de eso! Me molesta que después de tantos años, esas cosas me sigan haciendo sentir mal, pero se que es debido a mi falta de valor para decir la verdad y pedir perdón en el momento adecuado.
Aún sin conocerte, me atrevo a decir que eres una buena persona, ya perdonate, cuesta trabajo, pero es necesario dejar el pasado donde debe estar.
Cuídate mucho, un abrazo con retehartoafecto, luego nos leemos.

Kózmica dijo...

Venus:
Imagínate cómo me siento. Mi hermano Daniel es un hermoso ser humano que jamás peleó por cosas insignificantes y creo que de ahí me aproveché. Fueron muchísimas cosas más las que le hice. Creo que aunque quiera pensar que son cosas de niña, siempre me sentiré con culpa.

Carnalito:
Siento que soy buena persona, nunca haría un daño de a gratis a la gente, pero si creo que la inmadurez nos lleva a cometer algunas faltas que nos parecen inocentes y a la larga pesan. Las dejo en el pasado, pero las méndigas regresan de vez en cuando. Sentí ese abrazo fuerte, gracias :)

Saludos!

NTQVCA dijo...

¿Kosmic girl! hasta me asombras con todo esto, yo también llegué a hacer alguna cosa así, pero era más común que mis hermanos me echaran la culpa e lo que ellos haciasn y yo por más que les exlicaba a mis pás n me creian, ni modo.

Kózmica dijo...

NTQVCA:
Ya ni me digas. Ni yo misma creo que haya abusado tanto de mi hermano y portarme tan mal con mis papás. Pero tal vez en el fondo soy el gemelo maligno de mi hermano Arturo...aunque a él jamás le hice nada.

Saludos!

Mariposa Errante... dijo...

Habra cosas que aun despues de mucho tiempo nos siguen dañando, y a pesar de saberlo nos empeñamos en recordarlo, yo quisiera de verdad pensar que el pasado... Pasado es, pero cuesta mucho.

Un gran saludo.

Mariposa Errante.

la MaLquEridA dijo...

Y de pronto cuando algo pasa y quieres hablar para pedir perdón es demasiado tarde y los recuerdos quedan sólo para hacernos daño.

Bruja Bonita* dijo...

Querida Koz:

Definitivamente hacemos cosas sin pensar en lo que como consecuencia pueden no solo traer, sino dejar ahi en esas personas, para un HARTO tiempo, creo que es importante en el momento que sucede algo aprender a dar disculpas, perdir perdon, y ser HARTO sincer@s.

Besos de la Bruja Bonita*

misojoslloraronhastadoler dijo...

Que hermano tan lindo tienes,mira que no echarte de cabeza!!Mi hermana y yo siempre peleabamos,nunca nos llevamos bien hasta ahora que somos viejas,estamos aprendiendo a ser amigas,asi es que tu fuiste muy afortunada al tener un hermano tan buena onda!!SALUDOS!!!