jueves, 2 de abril de 2009

Entre migrañas y brujas

La migraña cuando llega se instala en mi cabeza como si fuera su hogar, nadie la quita, al menos hasta que la muy desgraciada haga su trabajo y me haga explotar de una vez por todas. Estos días ahí la siento, cerca, tal parece que está esperando algún momento para salir y nada.

Sí, ya sé, ya he platicado de mis dolorcitos nocturnos, pero ahora es un poco diferente. Anoche llegó a eso de las 11:30, no me dejó dormir, me acosté en mi camita y a los pocos minutos empecé a sentir pesado un lado de mi cara, quizás fue porque estuve preocupada por un ruido extraño que hacía el refri, me traía loca, pensé y pensé, lo veía, lo movía y nada...

Me levanté con las punzadas al por mayor, cada vez más fuertes, en unos minutos se calmaba, pero en otros parecía estallarme la "chompa", el doctor dice que no piense nada, pero no puedo, pienso en la migraña, deseo que se me quite, me da miedo que los minutos se vuelvan horas y ahí es cuando lloro.

Hace algunas semanas que en mi tele no se veía el canal once ( no estoy cambiando el tema, se los prometo) pensé que el sistema de cable me lo había quitado así como lo hizo con People and Arts (no se los perdono todavía), pero justo ayer en la madru, mientras me calmaba, lloraba, pensaba, caminaba por la alfombra de la sala y tomaba un vaso de agua se me ocurrió encenderla para ver que había de bueno.

Y oh! sorpresa, ahí estaba el canal, mejorado, quiero pensar que lo sacaron del aire para darle su renovadita (que ya le hacía falta), estaba el final de algo que ni me di cuenta que era, vi comerciales más atrevidos y cuando pensé en apagarla aparece mi querida Sofía Álvarez con su sección de cuenta cuentos, a pesar de mi dolor me dispuse a disfrutar de sus locuras.

Me gustó, era el cuento de la bruja Maruja que no es cualquier bruja, es una que a pesar de su maldad logra todo lo que se propone. Es toda una odisea la manera en que explica sus cuentos, me fascina, creo que un poco me identifico con ella, no le da pena hacer el ridículo, se disfraza, brinca, grita, se mofa de los ahí presentes. Hace mucho que no la veía, cuando era adolescente me fascinaba sentarme a escucharla y copiarle algunas historias para contarlas en las fiestas infantiles. Por lo que veo regreso y yo la veo igualita, nada de cirugías.

No sé si fue la pastilla, el cansancio o el cuento de la bruja maruja pero ahí estaba yo como un bebé, dormidita, aunque no pude ver el final, agradezco que me arrullara en una noche que parecía larga.

Tengo sueño, muchísimo sueño, pero sigo recordando a Maruja, me queda la duda aún, ¿Le habrá robado el príncipe a cenicienta? ¿Fueron felices para siempre? ¿Alguien vio el final? Trataré de no pensar tanto en eso para que no regrese la invitada que tanto mal me hace :/

7 comentarios:

glass dijo...

Aaahh bendita migrañaaaa gggggrrrrr... Recuerdo que también congeniamos por compartir ese terrible dolor!!!!! Pero sé que a ti te pega más fuerte. =( Hasta has llegado al hospital. =(

Yo coincido con el doctor ¡No pienses en nada! Borra tu memoria, tus preocupaciones, quédate tranquila...

No recuerdo si tomas algún medicamento?? Si lo tienes tómatelo...

Yo tenía un medicamento que ya sabes mi bendita memoria no da para más y no recuerdo el nombre, pero me la recetaron mal, las horas de tomármela y comencé con un sangrado en la nariz... Eran efectivísimas, eso sí... Ahora sólo tomo aspirinas...

Espero que hoy llegando a casa descanses y duermas tranquila... Yo haré lo mismo jajaja muero de sueño.

En cuanto al cuento de Maruja, este este, mmmmm no puedo ayudarte jajaja... sorry no conozco la historia. =(

Saluditos!! Buen jueves!!!!!

Kózmica dijo...

Gracias Glass.. yo también tengo un remedio, pero es inyectado y como estoy solita pues no puedo aplicarlo, también unas pastillas llamadas migradol, pero la cosa es que la migraña no ha salido como debe ser.

Y te aseguro que trato de no pensar...pero no puedo :(

Hoy dormiré lo más temprano que pueda.

PARA TODO HAY FORMAS dijo...

Mi novia fué a un especialista neurologo para controlar su migraña, despues de un par de sesiones le recomendó dejar el chocolate, la nicotina y cafeína... así como el repollo, dormir bien, comer adecuadamente y evitar las luces intermitentes.

PARA TODO HAY FORMAS dijo...

aaaah y unas pastillas llamadas Ketorolaco que le caen de maravilla cuando le va iniciando, son muy fuertes pero creo que si lo consultas con tu medico puede darte una opinión acerca de ellas, la dosis correcta para tí. Checalo!!

Kózmica dijo...

Muchísimas gracias por el tip. A mí también me dijeron que dejará de lado algunas cosas, por un tiempo lo hice, creo que volví a los desvelos y desmadrugadas ahora que estoy sola, incluso me recomendaron que fuera a un neurólogo pero no hice caso, creo que ya es hora de ir con él :(

Había escuchado de esas pastillas, sé que son fuertes y buenas pero no pensé que ayudaran para la migraña, hoy mismo iré al médico y le preguntaré por esa opción...

Un saludo

Kar dijo...

pues yo no sé nada de migrañas, pero en cuanto a Maruja...que te has perdido de un divertido cuento ¿te enteraste de que Maruja la bruja se enamora del príncipe?, ¿Que por estár pensando en él a Blanca Nieves en vez de manzana envenenada le da un chipozapote???, o que a la bella durmiente sólo logró que le diera flojera???...viste que Maruja tenía un espejo terapeuta?...Pues nada que el príncipe no la pelaba....y.....en verdad quieres que te cuente el final?....ok va pues por consejo del espejo terapeuta se convierte en bella para que la pele....el príncipe se queda deslumbrado con su belleza, comienzan a salir hasta que el príncipe dice "de aquí soy" y le pide matrimonio...y se iban a casar pero de pronto la escoba de la bruja estaba celosa, así que el espejo terapeuta le aconseja conseguirle un mechudo pachón...el consejo fue este: "mételos a ambos juntos en un armario, remuéve y espera..." y pues nada, que la escoba y el mechudo pachón tuvieron dos escobitas y dos mechuditos que hicieron las veces de pajes en la boda de Maruja con el principe, y colorín colorado....

Kózmica dijo...

Mil gracias Kar... sí supe del espejo terapeuta, pero no vi el final..así que si se salió con la suya Maruja!! me alegra, creo que es la primera vez que una bruja me cae tan bien...y eso de conseguirle un mechudo a la escoba es genial..jajajaja.. mechuditos y escobitas.. creo que el final fue lo mejor del cuento.


Gracias por la visita :) jamás pensé enterarme del final